La esperanza no defrauda - Padre Rainiero Cantalamessa

LA ESPERANZA NO DEFRAUDA


En la audiencia general, transmitida en video el miércoles 11 de marzo, refiriéndose a la crisis planetaria del Coronavirus, el Santo Padre instó a los fieles de todo el mundo a enfrentar la situación "con fortaleza, responsabilidad y esperanza". Intentemos dar un contenido a cada una de estas tres disposiciones.


Fortaleza. La Palabra que Dios dirigió a su pueblo en un momento de prueba particular la sentimos hoy dirigida a nosotros: 
"¡No por el poder ni por la fuerza, sino por mi espíritu...! - dice el Señor de los ejércitos-.!" (Zac 4,6).
Esto no nos exime de poner en campo todos los recursos humanos y las precauciones, pero nos asegura que no estamos solos en la lucha. Dios ahora más que nunca es el Emmanuel, Dios con nosotros, porque estamos en la prueba. En un momento como este, nosotros también clamamos a Jesús como los apóstoles en la tormenta: 
"Señor, ¿no te importa que perezcamos?". (Mc. 4, 38)
Él espera nuestro grito para que su intervención sea el fruto de su gracia y de nuestra fe.


Responsabilidad. No pensemos solo en nosotros mismos, en salvarnos, quizás a expensas de los demás. Pensemos en las consecuencias que pueden tener nuestro gesto u omisión. Esta es una oportunidad irrepetible para recordarnos que somos una familia y "miembros el uno del otro". Un verdadero capitán no abandona el barco hasta que todos aquellos de los cuales es responsable no hayan escapado. Muchos médicos y trabajadores de la salud nos están dando una prueba magnífica de este altruismo, pero sobre todo el ejemplo fue dado por nuestro Salvador que "se ofreció a la muerte por todos nosotros".

Esperanza. La contribución más hermosa que podemos dar a nuestros hermanos y hermanas como pueblo de la Renovación Carismática es precisamente esta: mantener viva la esperanza teológica, la que 
"no quedará defraudada, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos ha sido dado"(Rom 5, 5). 
En nombre del Moderador de CHARIS y de todo el Servicio Internacional de Comunión de CHARIS, como Asistente eclesiástico, extiendo a todos los hermanos y hermanas de la RCC los mejores deseos que el Apóstol dirige a los fieles de Roma: 
"Que el Dios de la esperanza los llene de alegría y de paz en la fe, para que la esperanza sobreabunde en ustedes por obra del Espíritu Santo." (Rom 15:13)."

 Padre Rainiero Cantalamessa









0 comentaris:

Publica un comentari